domingo, 12 de abril de 2015

ABU, 15 AÑOS y TIRADO COMO BASURA EN UN CONTENEDOR SOTERRADO....(VALLADOLID)

Nos cuentan:

La noche del jueves recibíamos una llamada desesperada de un grupo de vecinos de la Calle Ferrocarril, en el centro de Valladolid, que habían llamado a la policía porque escuchaban alaridos procedentes de un contenedor de basura subterráneo, ellos creían que dentro de ese contenedor alguien había arrojado una camada indeseada.

Cuando llega la policía y ante la imposibilidad de llegar al animal arrojado, avisan a los bomberos que finalmente rescatan a un pobre animal muerto de frío, empapado, con hipotermia...dentro de unas bolsas de basura muy bien cerradas entre basura, para que no pudiera escapar del final que alguien había decidido para él.

Hemos acudido rápidamente y con el corazón en un puño, sin saber lo que nos íbamos a encontrar y sabiendo que sería un caso complicado, que alomejor no sobreviviera. Después de todo lo que vivimos os aseguramos que no nos dejamos de sorprender de la maldad humana. Nuestra compañera llevaba a Abu entre sus brazos, intentando darle calor, rígido, tiritando de frío y miedo. Poco a poco iba cerrando sus ojitos, sabía que íbamos a ayudarle.

Hoy Abu a vuelto a nacer, gracias a un grupo de vecinos que no ha dudado en movilizarse y remover cielo y tierra para que le ayudaran, que entre todos han hecho una recolecta con la que hemos podido pagar la urgencia veterina, las radiografías y las latitas de recuperación que le hemos dado para que recupere fuerzas. GRACIAS.

Hemos ido al veterinario, muy decaidas pensando que Abu no llegaría con vida... Es un abuelete de 15 años aproximadamente, su cuerpo débil estaba lleno de garrapatas, con un estado de desnutrición extrema, pesa sólo 4 kilines, se le notan las costillas con sólo acariciarle, creemos que es sordo, tiene cataratas en los los dos ojos y con los que apenas ve, estaba empapado...

Rápidamente le hemos secado y sobre una manta térmica ha ido recuperando el calor corporal, ha sido cuando ha comenzado a levantarse y hemos recuperado el aliento, sabíamos que Abu iba a salir de esta. Tras hacerle unas radiografías para descartar alguna fractura, hemos visto que sólo tenía unas magulladuras a causa del golpe de la caida, a su edad una operación de traumatología podría ser muy peligrosa.

Hemos comprobado si tenía microchip con la triste esperanza de poder localizar a los desgraciados que habían hecho esto a Abu, como siempre el que hace esto lo hace a sabiendas que no le ocurrirá nada, con el respaldo de una ley que en el caso de que alguien hubiera visto algo, sólo tendría una triste multa. Una triste multa por poner en peligro la vida de un inocente. Nadie a visto nada, nadie le reconoce, otra triste historia más de maltrato animal...

Queremos agradecer al equipo de Pelucan, su trato como siempre impecable,
con el cariño que siempre nos reciben y el magnífico equipo veterinario que ha tratado a Abu, como nunca lo han cuidado en su vida. Este perrin en su vida ha pisado un veterinario, pero se ha portado como un campeón.

Tenemos que agradecer a Noelia, una gran casa de acogida y mejor persona, que a pesar de las horas, a hecho un huequito a Abu en su hogar para que pueda estar tranquilo hasta que consigamos una acogida para él. Rodeado de su familia perruna y con muchos mimos seguro que se recupera enseguida.

No queremos acabar su historia sin agradecer a esos policías y bomberos que han acudido a la llamada de estos vecinos y han rescatado a Abu de entre las basuras.

Necesitamos una acogida indefinida para este abuelete, la protectora se ocupa de todos los gastos, sólo queremos que pase sus últimos días a cuerpo de rey. Que tenga una buena jubilación con todos los gastos pagados. Somos conscientes de lo complicado que es que Abu sea adoptado por lo que queremos que pase sus días, esperemos que sean muchos, cuidado y mimado.

Después de un día duro, nos vamos a descansar, esperamos que la persona o personas que hayan tirado a un contenedor a un pobre abuelete no descansen ni un sólo día de su vida, que su conciencia no les deje vivir, y que un día cuando ellos sean ancianos alguien les deje tirados, ese es el "ejemplo" que estan dando a los suyos.

Después de 15 años, toda su vida, compartiendola con un desgraciado, Abu ha tenido la suerte de que los vecinos de la calle Ferrocarril no miraran para otro lado e hicieran por el todo lo que estaba en sus manos, desde Defaniva les estamos eternamente agradecid@s, encontrar personas que valoran la vida de los peludines que para otros valen tan poco...

A partir de hoy serás feliz Abu, te lo prometemos.

Contacto: defaniva@gmail.com









LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...