lunes, 28 de octubre de 2013

Denuncian en Villafranca la matanza de cinco galgos asfixiados por el fuego. (BADAJOZ)

Los autores prendieron fuego al zulo en el que se alojaban.

El propietario de una camada de galgos ha denunciado ante la Guardia Civil la matanza de cinco de estos animales a manos de unos individuos que prendieron fuego con material inflamable que previamente habían introducido en el zulo que les servía de alojamiento, situado en la zona de "Las Cañadas", a las afuera de Villafranca de los barros.  

Cinco galgos murieron por asfixia al no ser capaces de salir al exterior, sobreviviendo dos: uno que cayó en mano de sus raptores y otro que ha podido ser recuperado por su dueño.

LOS ANIMALES YACEN ASFIXIADOS POR EL FUEGO.

Los hechos ocurrieron la noche del jueves 23 de octubre al viernes 24.  

 Anteriormente, esa misma noche se produjo un intento de sustraer dichos animales haciéndolos salir de su habitáculo.  Viendo los ladrones la imposibilidad de llevar a cabo su fechoría, al no poder acceder dentro de la construcción donde se encontraban los animales, intentaron hacer salir a los galgos introduciendo dentro del zulo material inflamable que, lejos de hacer salir a los mismos, hizo un efecto de cámara de gas que acabó asfixiando a cinco de los siete animales que allí se encontraban.
    

 Unos días antes, en el lugar del suceso, que se encuentra en un terreno delimitado por varias naves agroganaderas de esta localidad, ya hubo un intento de apoderarse de los galgos por parte de unos desconocidos. Al igual que ahora, esos hechos también fueron denunciados ante la Guardia Civil, y no es la primera vez que esto pasa puesto que se vienen sucediendo todos los años por estas fechas y en los mismos lugares, según hemos podido saber por boca de su propietario.
   
 Tras los últimos robos acontecidos en años anteriores, el propietario decidió acometer en dicho lugar las actuaciones necesarias para proteger aún más a los animales de los amigos de lo ajeno. Así fue como se construyó un zulo en el que únicamente pudieran entrar y salir los galgos. Desgraciadamente, las medidas se han demostrado insuficientes, como lo demuestra el hecho de la muerte cruel de los seis galgos por asfixia a causa de materiales inflamables.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...