jueves, 20 de diciembre de 2012

Ratoncito, bodeguero y su raza, AYUDA PARA ÉL (Sevilla)‏


En nuestro país y más claramente por la parte del sur, la imagen de Ratoncito se repite una y otra vez.  Se habla de razas, de diferencias entre ellas, ¿quién inventó las razas y para qué?

Quién así lo hizo, se le olvidó añadir una… “razas malditas” y dentro de ellas, galgos, podencos y bodegueros, cientos y cientos de ellos cuyo destino está escrito desde antes de nacer.

En este caso nos centraremos en los bodegueros, pequeños, salerosos y con un corazón mayor que su cuerpo, esa es la descripción que le daría yo a un bodeguero, pero por desgracia su nacimiento lo marca como perro ágil, pequeño y dotado para la caza de roedores y alimañas, dándonos el resultado final de  “arma de trabajo, sin corazón ni sentimientos y que cuando ya no sirve, se deja morir en cualquiera de las variedades de la muerte.

Ratoncito no es el único, como él hay cientos, miles, abandonados por cualquier parte, su crianza es masiva, los ejemplares suelen estar sueltos cubriéndose los machos mas fuertes o listos con las perras, sin respetar si éstas son demasiado jóvenes o demasiado viejas, pariendo en cualquier época del año y sobreviviendo los más fuertes, de estos cruces resultarán mas Ratoncitos, que luego nos encontraremos desahuciados,  mutilados y abandonados en cualquier lugar, llegando posiblemente a una muerte agónica y dolorosa.

Vivo ejemplo de todo ello, es nuestro pequeño Ratoncito y las condiciones en la que ha llegado, condiciones extremas que en cualquier perro de “raza”  aunque no imposible es difícil encontrar, pero en los bodegueros se repite una y otra vez, son animales sin valor alguno, su vida se traduce en unos pocos euros, su valor para esos “criadores” oscila entre 30 y 50 euros y cuando el ser humano nos regimos por el bolsillo, es valor es insignificante. Su vida no vale más que unos zapatos que dejamos arrumbados cuando ya pasó la moda.

Ratoncito tiene ganas de vivir, su carita de pena llegará el momento que será un destello de alegría, por ÉL y  tantos como ÉL, vamos a luchar, actualmente está hospitalizado por la grave deshidratación y anemia que su pequeño cuerpo alberga, se le ha hecho analíticas para valor su estado general y poder así empezar con su tratamiento y recuperación.

A pesar de su estado Ratoncito agradeció una mantita alrededor de su cuerpo, una caricia y una voz que lo arrullara, el día de ayer lo pasó enroscadito en su manta y calentito en la jaula de la clínica, comió todo lo que nunca había comido y durmió con la tranquilidad de que nunca más volverá a estar en la calle.

Bodeguero “Raza maldita”
Te quita la alegría, y te va matando día a día con lenta agonía.

Ratoncito además de nuestra ayuda va a necesitar la vuestra, entre todos conseguiremos cambiar su destino y lograr su felicidad en un hogar donde aprecien toda su belleza.

Si queréis apadrinar a Ratoncito, escribir a contacto@granfamilia.org

Si podéis ayudar económicamente con sus gastos veterinarios,  os lo agradeceremos puesto que nuestra situación ahora es bastante difícil.  Si  no podéis ayudar de ninguna de estas formas, difundir, en algún rincón de este mundo, tiene que estar la estrella que Ratoncito se merece.

BANCO SANTANDER
TITULAR GRAN FAMILIA
0049 3502 32 2695515576 
IBAN: ES55 
BIC: BSCHESMM
CONCEPTO:  Ayuda ratoncito












LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...